miércoles, 13 de junio de 2018

Simbolismo en el cuento ¨Juan sin miedo¨


Hola, os pongo un análisis de Juan sin miedo por si os apetece verlo.

https://www.youtube.com/watch?v=XqM5qSR4gYM

lunes, 29 de enero de 2018

Simbolismo de La Bella Durmiente

Os pongo un vídeo sobre la Bella Durmiente en El oráculo de los cuentos de hadas.


viernes, 24 de noviembre de 2017



FINALISTA EN EL PREMIO DE LITERATURA ERÓTICA VÁLGAME DIOS



Hola,
Quería compartir con vosotros que mi relato, Lo que cuentan las paredes, ha quedado finalista en el Premio de Literatura Erótica Válgame Dios. Ha sido publicado junto con el de la ganadora y los de las otras finalistas bajo el título El pequeño Courbet y otros cuentos. La editorial se olvidó de poner mi nombre en mi relato (¿¿¿¿????) y aparezco solo con el seudónimo, Las ménades, en vez de firmar como Patricia Sánchez-Cutillas.
El relato lo leí en esta tertulia. En esta foto aparezco en la fiesta de entrega del premio junto a la ganadora y otras finalistas.

Patricia Sánchez-Cutillas

domingo, 17 de abril de 2016

Realidad y Ficción. Tertulia en el taller Lola Arts

El pasado viernes 15 de abril pudimos disfrutar de uno de nuestros encuentros. Tuvo lugar en el taller Lola Arts, donde la artista Lola Gabriel tiene su residencia y su espacio de trabajo.
La tertulia "Realidad y ficción" resultó divertida, espontánea, y con nuevos talentos literarios.
Vinieron algunos de nuestros tertulianos más emblemáticos.
Deseando amar. © Lola Gabriel

Hubo lecturas desconcertantes y al tiempo llenas de fuerza, de obsesión, de belleza: desde el acendrado intimismo del hombre que necesita matarse a sí mismo (Antonio), pasando por poemas evocadores de una belleza inasible (Dieu), continuando por un pragmático discurso sobre la fuerza de la realidad virtual (Jose Ignacio), por una narración breve en la que se muestra el desprecio de un individuo mediocre hacia el hipoglifo que ha recibido como regalo de cumpleaños (Hermes) y por otra que describe la desesperación de un minotauro que trata infructuosamente de trascenderse y establecer contacto con la sociedad (Miguel Ángel), hasta llegar a las Cosas, textos casi telegráficos en los que una niña-joven trata de sobrevivirse a sí misma y a su pasado, y cambiar su autopercepción (Lola)...
Todas ellas nos ayudaron a reflexionar de una manera u otra sobre el tema propuesto para la sesión: "Realidad y ficción", así como su híbrido, la veracidad.
En resumen, la tertulia resultó, como siempre, jugosa y llena de chispa. Resulta delicioso contar con personas que disfrutan de la lectura y del debate desenfadado. Gracias a todos los participantes, nuestras reuniones de los viernes logran hacerse entrañables y acogedoras.
Espero que pronto nos podamos encontrar en la próxima.
Un gran saludo, 
Lola Gabriel.

martes, 16 de febrero de 2016

El sastrecillo valiente



Hola, este es un vídeo sobre el libro El oráculo de los cuentos de hadas. Este es el significado mágico de El sastrecillo valiente.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Zizek habla de Psicosis


Podemos reconocer otro aspecto de este mismo antagonismo a través de la arquitectura: desde esta perspectiva, Norman vendría a ser un sujeto escindido entre las dos casas, el hotel moderno horizontal y la casa gótica vertical de la madre, condenado a errar de una a otra sin encontrar un lugar que le sea propio. En este sentido, el carácter unheimlich del final de la película procede de que, a través de su completa identificación con la madre, Norman ha encontrado finalmente su heim, su casa. Este tipo de escisión sigue siendo visible en obras modernistas como Psicosis, mientras que el principal objetivo de la arquitectura posmoderna es desdibujarla. Baste pensar en el «Nuevo Urbanismo» y su retorno a las pequeñas casas familiares con sus porches delanteros, para recrear la acogedora atmósfera de una comunidad local: estamos ante la versión más pura de la arquitectura como ideología, dispuesta a ofrecer una solución imaginaria (aunque «real», materializada en la disposición fisica de las casas) a una problemática social real que no tiene nada que ver con la arquitectura y sí todo que ver con la dinámica del capitalismo tardío. Encontramos el mismo antagonismo, pero en versión más ambigua, en la obra de Frank Gehry: ¿por qué es Gehry tan popular, por qué es una auténtica figura de culto? Gehry toma como punto de partida uno de los dos polos del antagonismo, ya sea la anticuada casa familiar o el edificio modernista de cemento-y-cristal, y luego la somete a una especie de distorsión cubista anamórfica (ángulos curvados de las paredes y ventanas, etcétera) o bien combina la vieja casa familiar con un complemento modernista, en cuyo caso, tal como señaló Fredric Jameson, el punto central pasa a ser el lugar (la habitación) que se halla en la intersección entre los dos espacios. En resumen, ¿no está haciendo Gehry con la arquitectura lo que los indios caduveo (según la magnífica descripción de Lévi-Strauss en Tristes trópicos) trataban de conseguir tatuando sus caras, es decir, resolver por medio de un acto simbólico la realidad de un antagonismo social, a través de la construcción de una solución utópica, una mediación entre los opuestos? Esta es, pues, mi hipótesis final: si hubiera sido Gehry quien hubiera construido el motel Bates, combinando directamente la vieja casa de la madre y el hotel moderno en una nueva entidad híbrida, Norman no habría tenido motivo alguno para matar a sus víctimas, pues se habría visto liberado de la insoportable tensión que le empuja a ir de un lugar a otro; hubiera tenido un tercer lugar capaz de mediar entre los dos extremos.

Slavoj Žižek “Lacrimae Rerum. Ensayos sobre cine moderno y ciberespacio”

sábado, 8 de noviembre de 2014

En casa de Félix. La amistad



A Félix le gusta comentar los poemas pero no le gusta escribirlos. En la tertulia hay comentaristas y hay lectores, y también hay gente que le gusta escribir. Félix ofreció su casa en el castizo barrio de Chamberí. Y propuso el tema de La amistad.

Discutimos largo rato sobre los amigos y las amigas; sobre si era posible tener amigos de otro sexo; y sobre qué pasaba cuando además de amigos había sexo; la amistad con derechos era un tema de moda. También hablamos de generaciones, de si la amistad era sólo posible entre coetáneos.

El primero en leer fue Jose. Su relato trataba de un superadolescente furioso que quería destruir el mundo con sus manos. Pero nadie pensó en un superhombre. Unos entendieron una alucinación, otros una metáfora. Y la rabia de los madrileños que no querían ver destruído el planeta les pareció una resaca.



El segundo relato, de José Ignacio, volvía los pasos sobre el principio de su novela. Describiendo Atocha hablo de bocadillos y de turistas y una coma levantó un debate sobre unos y otros y como salían de la misma barra. José Ignacio atribuyó la confusión a la declamación, no a la puntuación.

Abel habló del otoño y del frío de su pueblo. Sus poemas y su voz eran reconocibles desde la primera sílaba en su exigencia. También era reconocible la voz de Juan Antonio Marín y su tono casi bíblico.



Antonio acaba de publicar un libro de poemas. La presentación fue el jueves y, ¡ay! ningún fiel de la tertulia había asistido. Antonio tenía un verso sencillo y sorprendente, al que no estábamos acostumbrados pero queríamos seguir saboreando.

Pilar habló de una mujer que harta de aguantar a su marido año tras año toma una decisión valiente. La pregunta que suscitó su cuento para algunos lectores, en su mayoría masculinos fue que hizo a la esposa esperar tantos años para tomar una decisión tan aclamada.

Lola leyó varios poemas con tal atención de los tertulianos que todos prefirieron perder el ultimo metro de aquel viernes a quedarse sin oírlos.