miércoles, 29 de agosto de 2018

Por qué el mundo no existe

Markus Gabriel "Por qué el mundo no existe"

¿A dónde nos lleva Gabriel enfrentándose a la idea de “Mundo”? A evitar los fetichismos y las superverdades, para empezar. En su capítulo sobre la televisión, habla de las series que tratan de nada, sólo de sí mismas. Los campos de sentido le sirven como construcción ontológica para evitar el caos de los perspectivismos.

Es posible que el mundo tal como queda tras el paso de Gabriel no sea más cierto que los mundos que han creado otros filósofos, pero lo que no cabe duda es que es mucho más divertido.

«Si imaginamos el mundo como algo de lo que nos podemos hacer una imagen, con esa metáfora ya hemos asumido que nos hallamos frente al mundo, fuera de él, y que la imagen que nos hacemos de él debería poder compararse con el mundo mismo»

«El fetichismo señala un objeto como la fuente de todo y trata de desarrollar a partir de él el modelo de identidad que todo las personas deben seguir. En ello sólo es superficialmente decisivo si se trata de adorar a Dios o al Big Bang.»


«Malevich hace de ese vaciamiento del mundo un efecto importante de su pintura, un fenómeno al que solo se accede cuando percibes que esa obra aparentemente sin objetos es en realidad una obra sobre la objetividad, que se sitúa entre el mundo y nosotros. 
“Todo esto sucede porque el mundo es desconocido para el hombre. Si el hombre entendiera el mundo, entonces no habría nada de todo esto, y el hombre no necesitaría hacerse una imagen del mundo. Nos esforzamos sin cesar por determinar lo desconocido y convertir cada fenómeno en «algo» comprensible, cuando el verdadero sentido es el opuesto: todo «Nada» se ha alzado contra todo «Algo». Lo que era «Nada» se convierte en «Todo», y todos los «Algo» se han convertido en «Nada» y siguen siendo «Nada».” (Malevich, Suprematismo) 
Normalmente no nos ocupamos del mundo, sino de los objetos. Ni siquiera nos ocupamos explícitamente de la ubicación de los objetos en sus respectivos campos de sentido, sino que simplemente nos los encontramos enfrente. Los objetos están, por tanto, entre nosotros y el mundo, encubren sus campos de sentido, así como el hecho decisivo de que el mundo no existe. Por eso creemos que existe, un error del que nos líbera el arte. 
Todo aparece, en última instancia, ante un trasfondo que por sí mismo no emerge. Si percibimos eso, adhiriéndonos por ejemplo al movimiento de ideas que emanan de la obra de Malevich, entendemos que el mundo no existe. El último trasfondo ante el que todo surge, no existe en sí. El Cuadrado negro sobre un fondo blanco nos muestra simbólicamente que cada objeto aparece en un campo de sentido, en el que no aparece sin embargo el trasfondo de ese acontecimiento. por eso en el suprematismo de Malevich no aparece el mundo ordinario. Solo de esa manera alcanza el efecto deseado del vaciado del mundo, liberándonos de la obsesión de que hay un campo de sentido que todo lo abarca y en el que tenemos que integrar todo. Supera así la obligación de la integración que consiste en suponer que hay un solo orden conceptual al que debe someterse todo lo que existe.»

martes, 28 de agosto de 2018

miércoles, 13 de junio de 2018

Simbolismo en el cuento ¨Juan sin miedo¨


Hola, os pongo un análisis de Juan sin miedo por si os apetece verlo.


lunes, 29 de enero de 2018

Simbolismo de La Bella Durmiente

Os pongo un vídeo sobre la Bella Durmiente en El oráculo de los cuentos de hadas.


viernes, 24 de noviembre de 2017



FINALISTA EN EL PREMIO DE LITERATURA ERÓTICA VÁLGAME DIOS



Hola,
Quería compartir con vosotros que mi relato, Lo que cuentan las paredes, ha quedado finalista en el Premio de Literatura Erótica Válgame Dios. Ha sido publicado junto con el de la ganadora y los de las otras finalistas bajo el título El pequeño Courbet y otros cuentos. La editorial se olvidó de poner mi nombre en mi relato (¿¿¿¿????) y aparezco solo con el seudónimo, Las ménades, en vez de firmar como Patricia Sánchez-Cutillas.
El relato lo leí en esta tertulia. En esta foto aparezco en la fiesta de entrega del premio junto a la ganadora y otras finalistas.

Patricia Sánchez-Cutillas

domingo, 17 de abril de 2016

Realidad y Ficción. Tertulia en el taller Lola Arts

El pasado viernes 15 de abril pudimos disfrutar de uno de nuestros encuentros. Tuvo lugar en el taller Lola Arts, donde la artista Lola Gabriel tiene su residencia y su espacio de trabajo.
La tertulia "Realidad y ficción" resultó divertida, espontánea, y con nuevos talentos literarios.
Vinieron algunos de nuestros tertulianos más emblemáticos.
Deseando amar. © Lola Gabriel

Hubo lecturas desconcertantes y al tiempo llenas de fuerza, de obsesión, de belleza: desde el acendrado intimismo del hombre que necesita matarse a sí mismo (Antonio), pasando por poemas evocadores de una belleza inasible (Dieu), continuando por un pragmático discurso sobre la fuerza de la realidad virtual (Jose Ignacio), por una narración breve en la que se muestra el desprecio de un individuo mediocre hacia el hipoglifo que ha recibido como regalo de cumpleaños (Hermes) y por otra que describe la desesperación de un minotauro que trata infructuosamente de trascenderse y establecer contacto con la sociedad (Miguel Ángel), hasta llegar a las Cosas, textos casi telegráficos en los que una niña-joven trata de sobrevivirse a sí misma y a su pasado, y cambiar su autopercepción (Lola)...
Todas ellas nos ayudaron a reflexionar de una manera u otra sobre el tema propuesto para la sesión: "Realidad y ficción", así como su híbrido, la veracidad.
En resumen, la tertulia resultó, como siempre, jugosa y llena de chispa. Resulta delicioso contar con personas que disfrutan de la lectura y del debate desenfadado. Gracias a todos los participantes, nuestras reuniones de los viernes logran hacerse entrañables y acogedoras.
Espero que pronto nos podamos encontrar en la próxima.
Un gran saludo, 
Lola Gabriel.